domingo, 18 de mayo de 2014

viernes, 7 de marzo de 2014

domingo, 3 de noviembre de 2013

Cómo evitar la infección de una herida en los niños

Antes de saber qué hacer para que una herida no se infecte es necesario conocer qué es la infección de una herida. Una infección de herida ocurre cuando los microbios se instalan en la incisión de la piel. Estas bacterias se alojan en los tejidos impidiendo que la herida se cure y causando otros síntomas. La infección tanto puede suceder en heridas pequeñas o grandes, desde cuando no sean tratadas adecuadamente.



Cómo saber si una herida está infectada
La infección puede salir en todos los tipos de heridas. En heridas provocadas por objetos punzantes, en cortes, desgarros o quemaduras. La infección es más común en incisiones más profundas como grandes quemaduras o heridas provocadas por mordeduras. Para saber si la herida del niño se ha infectado, se puede observar algunas señales:
- Heridas que no se sanan ni mejoran incluso tras un tratamiento.
- Heridas que duelen y que sangra fácilmente.
- Heridas que presentan un absceso con flujo o pus de un color raro o mal olor.
- Heridas que presentan áreas inflamadas y muy enrojecidas a su alrededor
- Heridas doloridas y tibias, cuando tocadas.

Algunas heridas se infectan. ¿Qué hacer para evitarlo?
Las heridas se infectan debido a una inadecuada higiene y limpieza, una curación ineficaz, o por estar en contacto o expuesta a algún microorganismo o gérmenes. Por esta razón es necesario desinfectar la herida, sea ella del tamaño que sea, todos los días.

Cuando el niño se hace alguna herida, es importante que primero, la mantengamos limpia y desinfectada. Y, ¿cómo se hace eso? Le contamos el paso a paso:
1- Lavarse las manos con agua y jabón para hacer la cura de la herida
2- Lavar la herida con abundante agua templada y jabón neutro, para eliminar posibles cuerpos extraños como tierra, arena, restos de madera, cristales o de plantas, etc.
3- Secar, con la ayuda de una gasa estéril (no algodón), desde el centro hacia el exterior, para arrastrar los gérmenes.
4- Aplicar una solución antiséptica para desinfectar la herida y así hacer frente a la bacterias. Lo mejor es utilizar una que absorba fácilmente a través de la piel y que mantenga su acción durante varias horas. La clorhexidina es un antiséptico que tiene estas características y que además es el más utilizado para curar las heridas de los niños. La presencia de alantoína favorece incluso a la hidratación de la piel del niño. Es aconsejable aplicar el antiséptico unas dos veces al día, hasta que compruebes que la herida está curada.

Cómo evitar la infección de una herida
1- Utilizar antisépticos como la mercromina sobre las heridas de los niños. Está comprobado que estos productos pueden producir lo que se conoce como eczema de contacto, y si se utilizan en grandes superficies y durante mucho tiempo, es tóxico para el riñón.
2- Utilizar alcohol para desinfectar la herida de los niños. Aparte de provocar mucho dolor, puede causar quemaduras y por lo tanto empeorar el cuadro clínico de la herida. La acción desinfectante y antiséptica de la clorhexidina dura más que la del alcohol.
3- Utilizar povidona yodada en la herida de los niños. Está más orientada para los adultos. La clorhexidina es más efectiva en el caso de los niños.

4- Utilizar agua oxigenada para desinfectar. Sólo sirve para limpiar la herida, del mismo modo que el suero fisiológico. Nada más

lunes, 12 de agosto de 2013

PICADURAS DE INSECTOS


La mordedura de las hormigas y la picadura de abejas, avispas o avispones generalmente causan una reacción inmediata y dolorosa en la piel. Y es más probable que las picaduras de mosquitos, pulgas y ácaros provoquen picazón antes que dolor.


Síntomas.
La mayoría de las personas experimenta dolor localizado, enrojecimiento, hinchazón o picazón. También se puede tener sensación de ardor, entumecimiento u hormigueo.

En casi todos los casos, las mordeduras son tratables en casa fácilmente; no obstante, hay reacciones alérgicas severas que requieren atención médica urgente; éstas pueden afectar al cuerpo entero y ocurren muy rápidamente, a menudo en cuestión de pocos minutos.

Medidas generales para mordeduras y picaduras:
• Quitar anillos cercanos y artículos que puedan apretar, debido a que el área afectada se puede hinchar.
• Quitar el aguijón si está presente, raspando con la parte posterior de una tarjeta de crédito u otro objeto de borde recto. No utilizar pinzas, ya que éstas pueden apretar el saco del veneno y aumentar su cantidad liberada.
• Lavar muy bien el área con agua y jabón.
• Cubrir el sitio de la picadura con hielo (envuelto en un trozo de tela) por 10 minutos, retirarlo por 10 minutos y repetir el proceso.
• Si es necesario, tomar un antihistamínico (previamente indicado por su médico) o aplicar cremas que reduzcan la picazón.

No se debe:
• No se debe aplicar torniquetes.
• No se debe administrar estimulantes, antiinflamatorios ni cualquier otro medicamento para el dolor, a menos que el médico lo prescriba.

Acuda a la asistencia médica si hay:
• Dificultad para respirar, respiración entrecortada o sibilante.
• Hinchazón en cualquier parte de la cara.
• Sensación de opresión en la garganta.
• Sensación de debilidad.
• Coloración azulada.